PESE A LA POLÉMICA, CRECE EL USO DE UBER EN EL OESTE SOBRE TODO ENTRE LOS JÓVENES


Del otro lado de la avenida General Paz, lejos de la persecución de un grupo violento de taxistas porteños y por ahora sin problemas con la Justicia, el uso de Uber (la aplicación para viajar en un vehículo privado) crece en la zona Oeste, especialmente por los jóvenes y en horarios nocturnos. “La gente lo elige porque con la aplicación es fácil de utilizar. Los que más lo solicitan son los jóvenes durante los fines de semana, generalmente los sábados sube un grupo de amigos y se dividen el costo del viaje, por lo que siempre les va a salir más barato”, comenta Jonatan, un conductor que hace seis meses maneja un Uber y pide reserva de su apellido.

Para ser chofer, pone su vehículo (que debe ser del 2007 en adelante) y la empresa le exige cédula verde, seguro y le controla los antecedentes penales. En las remiserías, el kilómetro ronda los $ 20 y el viaje mínimo unos $ 70. Mientras que en Uber arranca en $ 14 el kilómetro y alcanza los $ 20 en las franjas de mayor demanda. El viaje mínimo en la aplicación es de $50, un 30% menos que en las remiserías.

“Entre La Matanza, Morón, Ituzaingó y Hurlingham, los usuarios de la plataforma son más de 200 mil. A su vez, unas 10 mil personas están registradas para manejar con la aplicación, y más de 60% es de La Matanza”, explican desde Uber.

Según registros de la empresa, entre los puntos de mayor demanda figuran las universidades de La Matanza y Morón, el shopping Plaza Oeste (Morón), el boliche Club Leloir (Ituzaingó), Bingo Mirador (La Matanza), y los alrededores de las avenidas Martín Fierro (Ituzaingó), Arturo Jauretche y Roca (Hurlingham).

También son muy solicitados en las cercanías de las estaciones de trenes Hurlingham, Rubén Darío, Jorge Newbery (Hurlingham), Ituzaingó, Castelar, Haedo y Morón, y en Ramos, en estos casos como complemento con transporte público, aseguran en Uber.

“Me parece una excelente opción para el pasajero. Antes de que llegue a tu casa ya sabés el precio y el modelo del auto que te va a buscar, además del nombre del conductor. Cuando terminás el viaje, tenés que puntuar al chofer y su tienen más de 5 calificaciones malas, los dan de baja”, afirma Mariana Andrada, vecina de Laferrere.

Además de los datos del vehículo, los pasajeros del Oeste destacan la seguridad: el sistema requiere la verificación de identidad de todos los que se registran en la aplicación. Un gran porcentaje de los viajes se realiza entre las 17 y las 2 de la madrugada. Según detallan en Uber, en La Matanza y en Morón aproximadamente un tercio de los viajes se realiza entre las 20 y las 2. Mientras que en Ituzaingó el 44% son entre las 18 y las 2; al tiempo que en Hurlingham, casi el 50% son entre las 17 y la 1.

Los principales perjudicados son los remiseros y también los taxistas. “La cantidad de viajes bajó en un 40%. En promedio antes teníamos un pasajero cada 20 minutos, ahora cada 40 y el último domingo, cada una hora -comenta Oscar Cigala, delegado de los taxistas de Morón, donde hay 11 paradas-. Un compañero se bajó la aplicación y contó 17 viajes de Uber en donde estamos nosotros, que somos 50 taxistas”. El menor trabajo no sólo apunta a Uber, sino también a la situación económica y adelantaron que ya solicitaron una audiencia con el Municipio de Morón.

En las remiserías también se quejan. Aseguran que los viajes cayeron en un 25%, especialmente de noche, y creen que es por el bajo precio de la competencia.

Otro de los choferes de Uber en el Oeste afirma que en seis horas de trabajo gana entre $1.800 y $2.000, descontados los gastos de combustible. Mientras en la Ciudad la Justicia prohibió la aplicación, en el Oeste el sistema crece, con las quejas de taxistas y remiseros.

Anterior ARGENTINA, ENTRE LOS SIETE PAÍSES QUE MÁS ENTRADAS COMPRARON PARA EL MUNDIAL
Proxima DÍA DEL PADRE: SORTEAN UN SMART TV 50 Y 20 MIL PESOS EN VOUCHERS A QUIENES COMPREN EN HAEDO