MERLO: FUNCIONARIO DENUNCIADO POR VIOLENCIA DE GENERO SIGUE SIENDO ASESOR DE MENENDEZ


Mariano Mera Figueroa, asesor del intendente de Merlo y presidente del PJ bonaerense Gustavo Menéndez, fue denunciado por violencia de género por su ex pareja en noviembre del 2017. Al día de hoy no se tomaron medidas al respecto y el implicado apareció fotografiado junto a Menéndez, quien se destaca por la falta de perspectiva de género en sus políticas.

Mariano Mera Figueroa es el hijo de Julio Mera Figueroa, reconocido dirigente menemista que llegó a ser ministro del Interior de Carlos Saúl Menem y terminó apartado de su cargo por un hecho de corrupción. Mariano es también primo del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y del ex vicegobernador de Catamarca y actual senador por esa provincia, Dalmacio Mera. Actualmente se desempeña como síndico de la Fundación Peregrinos de San Francisco y es asesor de Gustavo Menéndez, intendente de Merlo y presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. En el pasado, Mariano supo ser candidato en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el MODIN, la fuerza que en su momento lideraba Aldo Rico, el mismo que encabezó un alzamiento militar durante la Semana Santa de 1987 contra los juicios realizados hacia militares en actividad.

Mera Figueroa fue denunciado por violencia de género por parte de su ex pareja, Micaela Rodríguez. En otro contexto tendría todas las de perder, ya que su prontuario habla por sí solo. Sin embargo, hasta el momento continúa libre y los diarios locales siguen entrecomillando las acusaciones, como si los casos de violencia de género siempre partieran de una presunción de falsedad.

La ex pareja de Mera Figueroa hizo pública su denuncia en redes sociales luego de no encontrar respuestas por parte de la Justicia.  En un posteo de Facebook, Micaela cuenta que sufrió violencia desde el comienzo de una relación de dos años. Mera Figueroa la forzaba a tener relaciones sexuales  y “haciendo caso omiso a mis “no”, incluso en momentos donde yo se lo pedía llorando”. Micaela reconoce que no fue hasta un tiempo después que pudo tomar conciencia de que se trataba de una violación. Mera manipulaba a su ex pareja para que sienta que ella era la responsable de la violencia y que tenía que ‘ganarse’ el estar con una persona como él.

“Siempre daba vuelta la situación para que yo termine sintiéndome culpable y en falta, me exigía que le pidiera perdón”, detalló el posteo. En noviembre de 2017  Micaela realizó la denuncia judicial, cuya única respuesta fue una restricción perimetral que nunca se cumplió. Mera la siguió amenazando a ella y a su familia para que levante la denuncia. Micaela no es la única, varias ex parejas de Mera denunciaron haber sufrido violencia de género de su parte.

La acusada hizo publicas las denuncias luego de que siendo que a pesar de haber informado al entorno cercado se veía obligada a seguir cruzándolo en actividades del ámbito de lo político y lo laboral. Por el incumplimiento de las medidas perimetrales la victima decidió realizar la denuncia penal que radica hoy en la fiscalía numero 10 especializada en violencia de género. Sin embargo la primera denuncia aun está en el juzgado de familia Número 4. Allí la jueza Gladys Pelegrini viene tomando medidas a favor del acusado por lo cual la joven sospecha que hay vínculos entre el juzgado y el poder político que estaría encubriendo a Mera informándole las medidas antes de que aparezcan en el expediente.

Cuando el caso tomó estado público a Micaela le dijeron que el acusado sería desvinculado de su cargo político; sin embargo, el 9 de julio se lo vio en un almuerzo patriótico junto con Gustavo Menéndez. El propio intendente de Merlo ya se había pronunciado en contra del derecho a decidir de mujeres y cuerpos gestantes difundiendo teorías erróneas sobre la interrupción legal del embarazo mientras se daba la discusión dentro de la Cámara de Diputados.

No es la primera vez que Menéndez demuestra la falta de perspectiva de género en todas sus políticas. En marzo de este año, Karina Abregú -a quien su marido Gustavo Albornoz la roció con alcohol y la prendió fuego- quedó detenida junto a otras dos mujeres en la Comisaría 1era de Merlo. La detención, que se dio por supuesta ‘falta de respeto a la autoridad’, sucedió en la concentración realizada frente a la Municipalidad de Merlo para reclamar por políticas públicas para mujeres que sufren violencia de género y exigir que el intendente Menéndez reciba a Karina, tal como estaba previsto.

Anterior Tagliaferro recorrió la Escuela de Danzas José Neglia
Proxima MORÓN: CAYÓ LA BANDA DEL NARCOTANQUE CON 20 KILOS DE MARIHUANA